¿Conoces a Jesús?

Te quiero saludar e invitar a que consideres la decisión más importante de tu vida. 

¿Conoces a Cristo como tú Salvador personal?  ¿Sabes sin duda alguna que el Cielo es tu destino, y que todos tus pecados son perdonados?  Si no, ¡te invito a leer lo siguiente que te informará de cómo puedes ser salvo para toda la eternidad! La salvación es una relación con Jesucristo y no una religión como piensa mucha gente. Tu y yo sabemos que en esta vida vamos por un camino hacia algún destino eterno: el cielo, o aunque no nos guste admitirlo, el infierno. La misma conciencia que
está en cada uno de nosotros nos indica que no somos simplemente animales. Y si somos sinceros con nosotros mismos, reconoceremos que nos gustaría saber a donde vamos.

Dios, el Creador de todo, nos ha dado este deseo y ha escrito la respuesta en Su Palabra, la Biblia. En ella, Dios nos dice que viajamos por uno de dos caminos en esta vida. Mateo 7:13, 14 habla del "camino que lleva a la perdición;y el camino que lleva a la vida". Si tienes una Biblia, por favor busca estos versículos para comprobar que te estoy diciendo la verdad y que no es una teoría mía. Hay un camino que nos conduce hacia Dios y otro que nos aleja de Dios.

La Biblia también dice que desde Adán todos nacemos pecadores y que empezamos en el camino que lleva la perdición (Este es, el que nos lleva a la separación eterna de Dios). Es necesario que en un momento de nuestra vida cambiemos de camino. Dios ha hecho posible que podamos incorporarnos al camino que nos conduce a El mismo. Nos enseña este camino en Su Palabra, la Biblia

¿Quién es el Camino?

La Biblia dice claramente que es Jesucristo. En Juan 14:6 Jesucristo dijo, "Yo soy el camino...nadie viene al padre sino por mí." Jesucristo es el único camino al cielo y a Dios. Para llegar al cielo no necesitas religión ni filosofía. No necesitas más dinero o hacer buenas obras o ser una buena persona. La Biblia dice que necesitamos tener una relación personal con Jesucristo quién murió en nuestro lugar. El es el Camino.

¿Porqué necesitamos este Camino?

Sencillamente, porque sólo en Jesucristo hay perdón. Te acuerdas que somos todos pecadores. Dios dice que nuestro pecado nos lleva hacia la muerte eterna (Romanos6:23 dice que "La paga del pecado es muerte." Sin perdón del pecado no podemos conocer a Dios ni ver su cielo. Por lo tanto, necesitamos a Jesucristo, el Camino.

¿A dónde va el Camino?

Su destino final es el cielo, donde vive Dios mismo. Pero esto no es todo. En el momento que decidas tomar este Camino, Dios le hace realmente Su hijo y podrá disfrutar de comunión con El. Juan 1:12 dice, "a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. “Este versículo nos enseña algo sorprendente, que no somos hijos de Dios por el simple hecho de nacer. Dios quiere que elijas ser hijo suyo aceptando el Camino que El enseña en Su Palabra. Esta relación con Dios será una vida completamente nueva para ti en la cual encontrarás paz con Dios y el verdadero sentido de la vida. Sólo entonces podrá hablar con Dios y verle contestar tus oraciones.

¿Cómo podemos tomar este Camino?

Tomar el camino es muy sencillo pero no es una decisión fácil que se toma a la ligera. Es la decisión más importante que el ser humano puede tomar. Sin embargo, no requiere educación ni dinero. Puedes tomar el Camino mediante cuatro pasos sencillos que encontramos en la Biblia. Aunque estos pasos se encuentran a través de toda la Palabra de Dios me quedaré solamente en la epístola a los Romanos. Debes reconocer tres cosas y tomar una decisión:

1. Debes reconocer que eres pecador - Romanos 3:23


2. Debes reconocer tu destino justo (la muerte eterna) - Romanos 6:23


3. Debes reconocer que Jesucristo murió en tu lugar y pagó esa horrible deuda para ti. - Romanos 5:8


4. Poniendo tu fe solamente en Jesucristo, debes pedirle el perdón de sus pecados.

Entonces El te perdonará y te dará vida eterna. - Romanos 10:9,10,13 Para creer en Jesucristo como tu Salvador tienes que reconocer que El es el Hijo de Dios quién murió por ti y debes pedirle en fe que borre tus pecados con Su sangre. Esta decisión se toma una sola vez en la vida. Ahora, antes dijimos que era sencillo tomar el Camino, pero no sería fácil tomar esta decisión.  Puedes esperar crítica de algunos alrededor tuyo y quizás algunos te llamen "fanático“ o "religioso". No te preocupes, porque la paz que Dios le dará al aceptar a Su Hijo no la querrá cambiar por nada en este mundo.

Espero que hayas entendido el plan de Dios para tí. ¿Quieres aceptar a Jesucristo como tu Señor y Salvador y gozar de la seguridad de tu alma? Si es así ora de corazón una oración de este estilo:

"Señor, sé que soy pecador y merezco ir al infierno pero has pagado por mis pecados muriendo en la cruz. Pido perdón por mis pecados y acepto la vida eterna que me ofreces. Entra en mi vida y sea mi Señor y Salvador. Gracias por salvarme.   En el nombre de Jesucristo. Amen."

La salvación es gratis, un regalo. No te cuesta nada pero costó a Jesucristo su muerte para proveer esta vida eterna gratuitamente.

Si has recibido a Cristo como tu Salvador personal, escríbeme y te felicitaré, y te indicaré como puedes crecer como creyente, ¡ya que ahora eres un verdadero Hijo de Dios!

Un Hombre Cayó a un Hoyo

Un Hombre Cayó a un hoyo